¡Compra ahora en Lopido!

Nuestra piel y las cicatrices

La epidermis, la dermis y la hipodermis son tres capas que componen la piel.

La epidermis es la capa más externa de la piel y es muy delgada en la mayoría del cuerpo, excepto en palmas de pies y manos en donde es más gruesa y en el contorno de ojos donde es más delgada. La dermis es la capa de la piel situada bajo la epidermis y firmemente conectada a ella. La hipodermis, por su parte, es la capa más profunda de la piel. También conocida como capa subcutánea

Estas tres capas ayudan a proteger la piel de la radiación solar, mantenerla hidratada y con la tersura y flexibilidad que tanto nos gustan, sin dejar de lado la protección térmica. 

Las cicatrices, por su parte, se producen como respuesta a la alteración de un tejido y su formación depende de diversos factores, como por ejemplo, la localización de la herida, tamaño, profundidad, pigmentación y predisposición genética, entre otros. En promedio, el proceso de maduración de una cicatriz es de un año. 

Durante los primeros 7 meses se observa la fase inflamatoria que se caracteriza por un color rojizo que va desapareciendo gradualmente. 

La aparición de cicatrices puede generar cambios en la estructura superficial de la piel, y son estos cambios los que luchamos por ocultar, para que no sean tan visibles.

Dejanos tu comentario

Dejanos tu comentario

Conéctate con Facebook

O ingresa tus datos

Ingresar
Sube tu foto
Enviar comentario

Enviando tu comentario...

¡Gracias por tu comentario!

Pronto lo verás reflejado en el sitio

Elige una foto

Selecciona el encuadre moviendo la imagen y ajustando el zoom

Aceptar
Compra tu producto en Lopido Compra tu producto en Lopido